Héctor Acosta (El Torito) ** en Concierto GRATIS ** Área Monumental de SANTIAGO, RD

Una Demanda Obliga a David Copperfield a Revelar uno de sus Principales Trucos de Magia

Luego de más 40 años de carrera como ilusionista, David Copperfield fue obligado a revelar uno de sus principales trucos de magia, donde “desaparece” a varias personas del público, luego de que fuera demandado por uno de los participantes en el acto.

Gavin Fox, un exchef británico, presentó una querella en un juzgado en Las Vegas contra el ilusionista por negligencia, ya que durante su participación en el acto de “desaparición” cayó y resultó con una lesión cerebral, de acuerdo a lo publicado por el diario The Guardian.

Fue en el 2013 cuando Fox asistió al hotel y casino MGM para disfrutar del show de Copperfield en Las Vegas.

En ese momento aceptó participar en el acto conocido como Lucky 13, donde el ilusionista hace desaparecer a 13 personas del público en pleno escenario. Y posteriormente “reaparecen” de pronto en la parte trasera del teatro, justo detrás de los espectadores.

En su demanda, el exchef asegura que una persona del equipo de David lo empujó hacia un pasillo oscuro, por lo que cayó al piso y se pegó en la cabeza, lo que resultó después en una lesión cerebral.

Ahora, durante el juicio, destaca The Guardian, Chris Kenner, productor ejecutivo del ilusionista, tuvo que revelar los detalles de cómo se realiza Lucky 13.

Kenner indicó que tras “desaparecer”, los 13 participantes, son conducidos por personal de Copperfield, a una serie de pasillos oscuros y secretos donde había cortinas, que están al exterior del escenario. Los concursantes tienen que llegar lo más rápido que puedan hasta la parte posterior del teatro y “reaparecer”.

Incluso, dijo, atraviesan la cocina del teatro para culminar el camino.

Ante lo revelado, el abogado del demandante Benedict Morelli, hizo una pregunta al productor del mago.

El exchef indicó que fue justo en ese recorrido que se resbaló y sufrió lesiones en la cabeza, lo que le provocó un dolor crónico que le generó una lesión cerebral.

Morelli preguntó a Kenner que si el personal de apoyo del mago revisa con antelación el recorrido por los pasillos y si toman en cuenta el tipo de calzado de los participantes para mayor seguridad.

A lo que Kener respondió que el acto se ha realizado miles de veces en casi 20 años que se integró al show y que nunca había pasado nada.

Fox exige una indemnización por los daños causados, y asegura que los gastos médicos ascienden a más de $400,000.
Gracias a: El Nuevo Día